Japón se está deshaciendo del problema del plástico con estas acciones

La problemática del plástico ya se encuentra en todos lados. Incluso en Japón, sin embargo, desde hace décadas intenta darle solución al manejo de estos residuos para convertirse en un Japón sin plástico.

De acuerdo con la ONU, aproximadamente 13 millones de toneladas de plástico son aventadas a los océanos al año; afectando a la fauna marina, la economía e incluso nuestra salud.

En Japón, solo una pequeña fracción del plástico se recicla

Debido a las cualidades de este material ha hecho que su producción alcance cantidades a las cuales somos incapaces de hacer frente.

Un nuevo informe de la ONU Medio Ambiente dice que; si seguimos así la producción de plástico se duplicará. Esto quiere decir que, para el 2050, cerca de 12,000 millones de toneladas serán repartidos entre vertederos y el océano; lo que indica que en los océanos habrá más plástico que peces.

¿Qué sucede en Japón con el plástico?

¿Qué sucede en Japón con el plástico?

Japón se encuentra en el segundo lugar como mayor productor per cápita de residuos plásticos; Estados Unidos se encuentra como primer lugar.

Desde que China tomó la decisión de dejar de importar este tipo de basura, los vertederos de Japón se desbordan de plástico. Por esta situación; el Gobierno japonés decidió adoptar una normativa para limitar el uso excesivo del plástico.

Algunas organizaciones conservacionistas, temen que la basura generada por los japoneses sea exportada a lugares alternativos a China; y sea procesada sin protocolos ambientales o que sea vertida de manera ilegal en terrenos, ríos y mares.

Japón sin plástico: la solución

Por ahora, el gobierno creó un plan para ayudar a disminuir un 25% la emisión de plásticos desechables para el 2030. Como medias se incluyen, promover el uso de materiales biodegradables y cobrar el uso de bolsas desechables en los establecimientos.

Japón sin plástico, la solución

Sin embargo, para organizaciones como Greenpeace, WWF y otras 15 organizaciones ecologistas; dicen que por su falta de concreción es un plan poco ambicioso y que no puede situarse a la vanguardia mundial; en ningún caso. También mencionaron que esta normativa se encuentra muy detrás de otras medidas; por ejemplo, la de la Unión Europea, quienes ya prohibieron el uso de plásticos desechables.

Te puede interesar:

Comentarios ({{comentarios.length}})

{{comentario.usuario.persona.nombre}} {{comentario.usuario.persona.apellido_paterno}} {{comentario.usuario.persona.apellido_materno}} {{comentario.usuario.persona.nombre}}
{{comentario.usuario.persona.nombre}} {{comentario.usuario.persona.apellido_paterno}} {{comentario.usuario.persona.apellido_materno}}

{{comentario.mensaje}}

{{comentario.usuario.persona.nombre}} {{comentario.usuario.persona.apellido_paterno}} {{comentario.usuario.persona.nombre}}
{{respuesta.usuario.persona.nombre}} {{respuesta.usuario.persona.apellido_paterno}} {{respuesta.usuario.persona.apellido_materno}}

{{respuesta.mensaje}}

Deja un comentario